28 mar. 2012

Fragmentos cinéfilos 3: The Royal Tenenbaums

Quería ver esta película por Anjelica Houston, a quien admiro profundamente. Y me sorprendió descubrir al mejor Gene Hackman. Decir que está fantástico es poco. Y sorprenderme porque ¡atención! incluso me gustó Gwyneth Paltrow. Bastante. Pero si tuviera que elegir a un Tenenbaum, me quedaría con Richie. Me parece el más poético de todos. Y con Margot (ya que he reconocido que me gustó mucho Gwyneth); la copiaría un poco, incluso ese abrigo sobre camiseta a rayas. Aunque yo no sé -ni creo que llegue a saber- escribir obras de teatro. 

Me gustan este tipo de familias en el cine. Este tipo de humor un tanto extraño. Esos gags que, si los analizas, son más bien malos. Y que hayan incluido en la banda sonora a Nico, Elliott Smith, Nick Drake y los Ramones. 

No vamos a decir nada más. Si os gustan los Tenenbaum... ¿con cuál os quedáis? 







,,,







27 mar. 2012

El libro del agujero de Peter Newell

Peter Newell, queremos tu genio creador. 
¿Qué tienen los cuentos de Peter Newell que no tengan los de los demás? En este caso, un agujero. Bueno, Hervé Tullet le ha copiado la idea recientemente, pero el agujero de Newell es muy especial: lo ha causado una bala, que Thomas Potts disparó sin querer y atravesó la pared tras romper el reloj (que acababa de dar las tres). Una bala que si nadie detiene, dará la vuelta al mundo y quizá ataque al pobre Thomas por la espalda. Una bala que hace que un globo se escape, que incluso mata a un gato montés. Poco oportuna. Y que deja al innumerable repertorio de personajes de este clásico cuento ilustrado totalmente perplejos. Y no es para menos: muchos se ven representados a unos solos milímetros de una muerte segura. 

Macabro, en cierto modo. Pero original. Algo que en 1908 resultó totalmente revolucionario. Newell parecía tener el afán de ser rompedor en todo lo que hacía, y a veces, su humor resultaba un tanto absurdo y extraño, aunque no dejaba a nadie indiferente. Se ganó bien la vida en revistas y periódicos, ilustrando clásicos, y gozó de bastante éxito. Parece que todo lo que hacía era en pocas palabras... innovador. Incluso recuperar el estilo de ilustración victoriana. No es que su estilo fuera nuevo, pero en ese momento puntual, era diferente. El libro del agujero es un texto que desprende un humor al que estamos poco acostumbrados hoy, más clasista, menos políticamente correcto. Pero debemos leer las cosas en contexto y, en aquel entonces, era más que aceptable. Lo bueno de esta traducción es que es íntegra (en muchas ediciones posteriores al lanzamiento de este álbum, se eliminaba la ilustración de la página 37 por ser un tanto racista; aunque no es la única que tiende a una moralidad "cuestionable", que dirían todos aquellos que se escandalizan más con las palabras y la ficción que con ciertos actos cotidianos y reales).




Rollos aparte... Newell era un dibujante sensacional y uno de los precursores de una manera especial de entender los libros ilustrados, de empezar a concebir el libro más comercial como un objeto con el que se puede interactuar, con el que romper ciertas barreras. Empezó a experimentar con el formato. En gran medida, fue el padre de ciertas técnicas tan habituales hoy.  Destacamos en su haber el álbum que nos oscupa, y también El libro inclinado (que directamente está inclinado) y el Libro del Cohete (que también incorpora un agujero, pero esta vez es la estela del cohete mientras asciende al espacio exterior). 



Llegados a este punto, ¿para quién lo recomendamos? Para los amantes de los libros curiosos. Para los amantes de la ilustración. Para los amantes de lo clásico. Para los que compran libros no sólo por la historia, sino por cómo son, cual es la presentación, el diseño, la encuadernación, etc. Nosotros los fetichistas. 

Y cuidado con los Thomas Potts del mundo. 

p.S: Edita Manuel Caldas. Traduce Diego García. 


p.S.2: Lástima que no se pueda trasladar el agujero a la pantalla. 



23 mar. 2012

Y nuestra propia aportación

¿Nos escribiríais un cuento de seis palabras? ¡Gracias!


Una 
taza 
enamorada.
Él
la 
rompió. 

Seísmos de Javier Puche & Riki Blanco

Hemos elegido el álbum de hoy por dos motivos: primero, porque a Thule Ediciones le demostramos (injustamente) poco amor, y segundo, por lo inusual de la propuesta. No se trata de una idea estrictamente original, puesto que al parecer los cuentos de seis palabras los inventó Hemingway con el "For sale, baby shoes, never worn". Tampoco nos parece justo usar la palabra extraña, porque es una obra de una belleza simple, que apelará a todos por su carácter más bien mundano. Lo cierto es que antes de empezar a leer el Seísmos de Javier Puche teníamos ciertas dudas: ¿pero existen los cuentos de seis palabras? 

Y no nos acabamos de decidir. Quizá el término "seísmo" se ajusta tan adecuadamente a este tipo de texto, que la palabra "cuento" nos chirría  un poco. También los podríamos considerar "poesía". Pero tampoco somos unas entendidas literatas, así que no entraremos a juzgar definiciones; para limitar y catalogar ya existen los departamentos de Documentación, que a veces lo hacen tan mal. Yo me creo a los artistas. Volvamos a la obra tras esta pequeña divagación.

Javier Puche tiene un mérito esencial: conseguir con tan sólo seis palabras crear imágenes mentales brutales. Además, muy bien acompañadas con las ilustraciones en blanco y negro de Riki Blanco. Nos parece un artista ideal para recrear los seísmos. De hecho, en algunas ocasiones, creemos que los seísmos, a falta de imagen, no tendrían tanta fuerza. Hay algunos que quizá  son más bien relleno, pero hay ciertos cuentos de seis palabras que son geniales. Es un libro que nos resultará cercano porque trata sobre la vida, desde principio a fin, desde nacer hasta morir. 

Lo bueno de Seísmos, además, es el reto estilístico que plantea. En una época en que todo es verso libre y puntuar mal puede justificarse como licencia poética, nos encanta que haya autores que se atrevan con las restricciones estructurales. Y además, nosotras somos grandes defensoras de lo breve y el microcuento. No nos valen los que dicen que no tienen tiempo para leer cuando existen cosas así. 

Os dejamos con algunos seísmos, nuestros favoritos. Hemos intentado adjuntar algunas imágenes para recrear al máximo la experiencia de leer este álbum. No son de gran calidad porque nuestros medios tecnológicos no lo permiten. Nos disculpamos.

Devora el caníbal al último hombre

Este laberinto ni siquiera tiene baño.

Se aman con dolor los erizos


P.D: Puesto que los dos artistas son activos blogueros, os dejamos sus enlaces, por si os apetece indagar más:

Puerta Falsa, de Javier Puche.






22 mar. 2012

Declaraciones Bruniles


Mi intención era hacerle una entrevista a Bruna, porque en un tiempo muy lejano me planteé ser periodista y siempre me ha quedado el gusanillo. Aunque no es lo mío, ya os lo digo. Bruna me dijo que no estaba para entrevistas, que a estas horas sólo estaba para cuentos y se fue a leer. Pero me dejó una perla. Así que quede todo el mundo tranquilo y en paz. Mientras los haya que escriban cuentos, y publiquen cuentos, y gente que los lea, y les guste, y los recomiende, y los disfrute... No se acabará el mundo. Está convencida y yo me fío mucho de ella. Que sirva esto de advertencia y de consejo: no olvidéis vuestra dosis diaria, semanal, mensual de cuentos (depende del grado de adicción, la nuestra es muy alta) para una vida más llevadera. El cuento, la nueva penicilina, el nuevo grial, opio, religión, o como queráis llamarlo.

¡Pronto mucho más!

p.s: Bruna chulea con una camiseta promocional de Yuri Gagarin. Se la ha hecho ella misma. Y así le quedó. 

20 mar. 2012

Oh! Què bonic és Panamà! de Janosch

Llevábamos mucho tiempo queriendo hablar de Janosch. Primero, porque es un autor como Sendak, Sasek o Lobel, un clásico que uno debe conocer si le gustan los cuentos ilustrados y si disfruta mínimamente de este blog (y si no, ¡corred a Wikipedia!). Y segundo, y ésta es la razón esencial, porque a mi sobrina Judit le encanta, y si le gusta de verdad es porque es bueno. Creednos, su criterio cuenta mucho por aquí, tiene muy buen tino. Ahora viene lo paradójico: nos resulta muy difícil hablar de Janosch.

¿Qué deberíamos decir sin llegaros a aburrir? ¿Cuántos halagos por frase sois capaces de soportar? No, lástima, no lo descubrimos en la infancia. Nos hubiera gustado, pero al menos se lo introdujimos a un niño sobre la faz de la Tierra y nos consta que las aventuras de Oso y Tigre, y su tigre-pato, le han hecho reír en más de una ocasión. Lo intentamos como libreras cada vez que los niños o madres o abuelas se dejan. Todavía no ha caído nada en nuestras manos de Kalandraka & Hipòtesi que no nos haya gustado. De verdad, hacednos una camiseta con el logo de la editorial ya, somos ultrafans. Y os vais a cansar de oírlo.

Pero volvamos a Janosch...



Oh! Què bonic és Panamà! (o ¡Qué bonito es Panamá!, tenéis ambos idiomas disponibles) se publicó en 1978, y relata las aventuras de dos compañeros, Oso y Tigre, en búsqueda de Panamá, el lugar de sus sueños. Donde todo es más grande, más bonito y huele a bananas. Pero Oso y Tigre andan un poco perdidos, pues no saben muy bien dónde queda Panamá, ni si está muy lejos. No obstante, se tienen el uno al otro, y si uno tiene un amigo capaz de pescar, o encontrar setas, o construir un puente, no tiene por qué tener miedo. Por el camino, encontrarán múltiples personajes que les facilitarán, o no, la ardua tarea de llegar a la tierra prometida. Y cuando lleguen a Panamá, están convencidos, serán los más felices del mundo. Porque Panamá es tan bonita...

¿No os parece que Janosch tiene bigote para western?


No podemos desvelaros más. ¡Porque tenéis que descubrir Panamá por vosotros mismos! Tenéis que admirar lo bello de la relación de Oso y Tigre. Eso son amigos, que se conforman con vivir juntos y tener un sofá en paz. Una bella historia, narrada con elegancia y acompañada de ilustraciones sencillas pero atemporales (nosotras no consideramos que Janosch "simule o recuerde los dibujos de un niño". Si los niños dibujan así, son criaturas celestiales). De un colorido precioso. Un relato que encierra cierta ironía y una sabia moraleja: uno no sabe lo que tiene. Pero Janosch no censura esta actitud tan frecuente, va más allá: no es malo querer cambiar lo que uno tiene, experimentar y separarse de algo que nos gusta, porque el camino nos puede aportar cosas que nunca descubriríamos quedándonos en casa. 

Nos maravilla. Una capacidad casi pedagoga sin perder el humor ni lo que realmente interesa a los niños: que pasen cosas. Que Oso y Tigre se cuelguen de un árbol, se pierdan entre matorrales y también se equivoquen y dejen oportunidades pasar (como el mensaje en la botella que no leeremos jamás). Porque Oso y Tigre son como niños, como humanos, como sólo pueden ser Oso y Tigre. Personajes positivos sin necesidad de superpoderes. Con sueños muy similares a los nuestros. Porque a ver, ¿quién no quisiera vivir en Panamá? Con lo bonita que es... 


p.S: Aunque se haya mentado ya... Edita: Kalandraka conjuntamente con la editorial Hipòtesi. (c) de la traducción catalana: Helena García. 

"Here Beside You" de Holly Golightly

A Holly Golightly le puso su madre ese nombre por la protagonista de Desayuno con diamantes. Y bueno, cierto es que tiene el mismo color de pelo que Audrey Hepburn. Aunque a esta Holly le gustan los músicos que hacen garaje y coleccionar canciones raras que luego versiona. 

Tuvo suerte porque Billy Childish la apadrinó bastante, pero en solitario tiene discos muy interesantes y muy buena voz, y canciones simplemente maravillosas. Como ésta: 


p.S: Jamás en la vida seremos críticas musicales con las introducciones tan pésimas que hacemos a las canciones que aquí ponemos. Pero gracias por vuestra atención, vuestra indulgencia y vuestro todo. 

18 mar. 2012

Mi nuevo wallpaper es genial

Busquen el suyo aquí

El libro de los pelos de Pernilla Stalfelt

Por fin hemos encontrado un álbum ilustrado con el que sentirnos realmente identificadas: El libro de los pelos de Pernilla Stalfelt. Bueno, en realidad, yo soy la que acaba de encontrar su libro de autoayuda personal, Bruna me recuerda que tiene una melena estática. Y tras leer a Pernilla he llegado a la conclusión de que mis greñas no están tan mal, que hay cabelleras mucho peores. Podría tener una melena tan larga que arrastrase por el suelo y alguien quisiera pisarla por detrás.  


Para todos los que estáis hartos de vuestros pelos, de que siempre os quedan mal y estáis a punto de tomar una decisión drástica, escuchad a Pernilla, que sabiamente os enseñará que: El pelo y los pelos son esenciales... Con o sin, nos hacen a todos especiales. Aunque a nadie se le niega el derecho a cambiar y ponerse el peinado o peluca que se le antoje. 


Nuestra querida Stalfelt repasa todos los tipos de pelo, y de peinados, y de sitios donde tener pelos, y de paso, aspectos ridículos del ser humano y nuestra civilización. Como por ejemplo, el hecho de que el pelo de las piernas nos proteja del frío, nos depilemos y luego usemos medias para protegernos del frío. Y lo mejor, todo esto lo explica de forma absolutamente desternillante. Para quitarle hierro a un asunto al que quizá le damos una importancia exagerada. Porque al fin y al cabo, cada uno es como es, y tiene los pelos que buenamente le han tocado tener. Por mucho que yo insista, mi pelo acaba enmarañándose y qué.  





Pernilla (que nos suena a jamón) tiene un estilo de ilustración muy personal, como su ingenio. No diremos que sus dibujos son bonitos, porque no. Pero es ese tipo de dibujo feo de tendencia molona. Sólo hay que ver lo que le ha hecho a la pobre Ángela (pero esa sorpresa la dejamos para los que os procuréis un ejemplar). 





Lo que queremos deciros es que aprovechéis esta oportunidad de tener un álbum divertido y con palabras muy sabias. Publica Grup Edicions 62**, bajo el sello La Osa Menor y la traducción es de Mercè Ubach Dorca. También recordaros que juntamente a El libro de los pelos, la editorial ha publicado El libro de la caca de la misma autora (al que llegaremos, no os preocupéis). Y esperamos que saque alguno más, pues la autora tiene toda una serie que repasa ciertos temas que pueden picar la curiosidad de los niños: el amor, los miedos, la violencia... Lástima no saber sueco, ya que imaginamos que serán fieles a su estilo.  


Os dejamos con un foto muy risueña de nuestra querida Pernilla. Esperamos haberos convencido: 


Pernilla, nosotras también queremos trabajar en el Museo de Arte Moderno. Somos tus fans.


** = Para algo guay que hace Planeta... 

15 mar. 2012

Fragmentos cinéfilos 2: Melody

Puede parecer que nos haya dado por incorporar en este espacio películas sobre la escuela y la rebeldía estudiantil (si alguien recuerda nuestra última película aquí). Debe de ser la nostalgia. Anyway...

Quisiéramos citar la película Melody por sus últimas escenas hilarantes, y algunas aseveraciones sobre el amor muy certeras. Pobres maestros... Porque tiene madres funestas y gamberrillos con los que encariñarse (¡viva Ornshaw!). Y porque sale Londres, y la música de los Bee Gees antes de que se lanzaran a la música disco. Suenan a pop casi folk. Curioso. 

Porque en Japón es película de culto. Y es que ciertamente, Melody es un poco Lolita. 



En Youtube tenéis la peli disponible ;)




13 mar. 2012

Almanaque musical de Antonio Rubio & David Pintor

Hay ciertas cosas que debemos mamar desde bien pequeños para gozar de una vida adulta más satisfactoria. Entre ellas, yo destacaría la música y la poesía/literatura. Por eso, el Almanaque musical de Antonio Rubio y David Pintor que publicó Kalandraka el mes pasado es perfecto. Nunca habrá suficientes poemarios ilustrados para niños. Aunque algunos somos de la opinión de que propuestas así bien las puede disfrutar todo el mundo (y de paso, dejar de lado tanta poesía posmoderna y aburrida).



El Almanaque musical acompaña a una orquesta durante un año. Doce meses, doce poemas. Doce ilustraciones ingeniosas y compuestas con infinitos detalles.  Que dos violinistas de la orquesta sean respectivamente un orondo elefante que se mete a los músicos en los bolsillos y una cigüeña capaz de volar a la par que tocar nos parece el colmo de la perspicacia. O si no, qué nos decís de esa escena primaveral en que la lluvia hace que la orquesta se refugie bajo un enorme paraguas que sostiene flemático Don Elefante (lo acabamos de bautizar así, le pedimos disculpas si ese no es su nombre) mientras con la otra mano y trompa se marca las negras y corcheas que hagan falta. 

David Pintor ya nos había llamado la atención con el Minimalario (pendiente reseñarlo); nos alegra comprobar que se trata del mismo artista y que está muy en activo. Véase blog aquí. Todos nuestros respetos para Antonio Rubio, pues hacer poesía para niños, aunque muy necesaria y más hoy en día, cuando los niños parece que ya no quieran leer ni descubrir nada, a priori, resulta una tarea harto complicada (imaginamos). Entregada. Y que celebramos. 

Además, que el álbum conmemora el nacimiento del genio Wolfgang Amadeus Mozart y viene con unas últimas recomendaciones de conciertos ideales para cuerda. 

Lo diremos en una palabra por resumir lo anteriormente dicho: Fantástico.

La música es verde,
verde, verde-hoja,
verde, verde-fresca,
verde y rumorosa.

p.s. La ausencia de ilustraciones hoy esperamos os pique la curiosidad, os haga entrar en una librería, preguntar por el Almanaque musical y... 

4 mar. 2012

El niño con bigote de Esteban Cabezas & Alejandra Acosta

Hay ideas que nos cautivan directamente, imágenes que se incrustan en la retina: un niño se levanta un día y le ha crecido un bigote digno de D'Artagnan. Como dirían los británicos, ¡lovely! En un principio, Juan se alegra. Ahora que tiene bigote podrá hacer cosas que tenía vetadas por ser pequeño, comor ir al cine a ver películas de mayores. Pero pesándolo mejor, ahora que tiene bigote, tendrá que ir a trabajar, llevar una vida acorde a su bigote, hacer lo que hacen los que tienen bigote. Por eso, decide cortar por lo sano y, a expensas de dejar el baño hecho un desastre, se deshace del mostacho. La felicidad de verse librado de la responsabilidad de una vida con bigote dura poco: al día siguiente, le ha salido barba. 

Moraleja: en cuestión de pelos, no hay final feliz.

Pero la historia de Esteban Cabeza es ácida y tiene un humor envidiable. Una idea muy sencilla: que te salga un bigote. Una historia corta y muy directa. La primera vez que uno lo lee, siente que falta información, que se podría haber explotado mucho más la idea de lo que conlleva tener bigote. Pero a estas alturas, creo que todos nos habremos dado cuenta. Para qué regodearnos en nuestras desgracias pudiendo echarse unas risas. El cuento tiene su justa medida. 

Alejandra Acosta nos parece una ilustradora genial. Sencilla y efectista. De ese tipo de dibujantes que con pequeñas imperfecciones aquí y allá crean un total sin tacha. Últimamente estamos sembradas... Y lo bonito, es que su estilo se adapta a las circunstancias. Y si no, visitad su blog y veréis lo que os queremos decir. 



Como curiosidad técnica comentaros que publica Fondo de Cultura Económica y que el cuento forma parte de la colección especial, A la orilla del viento. Recibió una Mención de Honor en el XIII Concurso de Álbum Ilustrado que organiza la editorial, certamen que soñamos conquistar con nuestras historias periféricas algún día de sueños que se hacen realidad. 

Recomendado queda este álbum, alternativa ideal a las princesas de Disney, los piratas de Susapeta y las purritas de Moccia y amigos. Para mentes despiertas. En cualquier tipo de ocasión. ¡Háganse con un ejemplar! ¡Regálenlo! No puede faltar en sus amadas bibliotecas.

Cualquier día de estos... ¡volveremos! 

Juan, preocupado



2 mar. 2012

"Ain't Nothing Like You (Hoochie Coo)" - BLAKROC

Llevábamos demasiado tiempo sin música por aquí... Hoy una pieza extraída de Blakroc, la fusión del rock soul más sensual de los Black Keys y los raperos Mos Def and Jim Jones.