11 ago. 2013

One Cool Friend de Toni Buzzeo & David Small

Camaradas:

Hoy tenemos el inmenso placer de presentaros a Elliott, un hombrecito hecho y derecho, con tan buena percha que para él eso de llevar un smoking hasta yendo en bicicleta resulta una opción tan natural como lógica. Y si no, esperad a que abra la boca. Nosotras no nos pudimos resistir a que pidiera las cosas con un "May I have..." y a que le dijera a su padre, cuando le propuso llevarlo al acuario, que gracias por invitarlo. Que lleve pajarita, tenga pecas y sea tan pálido como Edgar Allan Poe son otras características a su favor.


En el acuario, Elliott se encuentra con Magellan, un pequeño y travieso pingüino al que identifica como su alma gemela, y no duda en llevárselo a casa a escondidas de su padre. Es aquí cuando comienza un sinfín de divertidas peripecias para evitar que el progenitor se entere de la existencia de Magellan, y donde se dan una serie de escenas entrañables, como el patinaje en una piscina hinchable, o Magellan durmiendo en el congelador. Comprobaréis que Elliott no sólo tiene un discurso exquisito, sino una gracia innata para que siempre te pongas de su parte, por muy rocambolescas que sean sus ideas. No os queremos avanzar el desenlace, no queremos destapar la sorpresa final que hace que este álbum sea de aplauso ya, y no en vano uno de los más vendidos en 2012 según el New York Times.

Un álbum de diez gracias a un dúo de artistas extraordinarios. El guión es de Toni Buzzeo, prolífica autora infantil y bibliotecaria. El ilustrador es David Small, un habitual de los álbumes ilustrados, ocasional guionista, e incluso autor de cómics. Su biografía Stitches fue una de las novelas gráficas más aclamadas en 2009. No nos extraña, pues Small tiene un trazo y una capacidad para manejar el color que hace que te enamores a primera vista. En One Cool Friend todo parece hecho sin aparente esfuerzo, todo parece casual, surgido como por arte de magia de la nada, pero lo cierto es que tiene un gran trabajo y completa dedicación detrás. Como nota curiosa: al parecer, la autora se topó con cierta leyenda urbana sobre un niño obsesionado con un pingüino durante un viaje al África y decidió que dicho personaje merecía un cuento. Celebramos su decisión.



Y ahora, después de poner este álbum por las nubes, es cuando os damos la mala noticia: no se ha traducido al castellano (aunque deseamos con todas nuestras fuerzas que alguna editorial valiente se atreva algún día). No obstante, y si lo de comprar por Internet no os va, en Come In lo tenemos disponible ;) :) (prometemos no pasarnos con el autobombo, pero ahora que somos responsables de diseñar y elegir gran parte del stock de una librería, entenderéis que es imposible resistirse a la idea de vuestra visita*. Muy de libreros).

¡Hasta la próxima, camaradas!


(c) edita Dial Books - una filial de Penguin USA. 

*: estaremos cerrados hasta el 19 de este mes, eso sí.