17 jul. 2013

El pastor, las ovejas, el lobo y el mar de Einar Turkowski

Buenas noches tengan todos ustedes:

Nos habíamos propuesto reseñar el último álbum de Einar Turkowski, de verdad que sí. Por eso de que en el blog haya la máxima actualidad posible. Pero a este paso, vamos a reseñar toda su obra. Somos unas fans muy convencidas, y a Einar ya lo reseñamos aquí y aquí. Hoy volvemos con El pastor, las ovejas, el lobo y el mar, cuento que uno puede decidir leer en cinco minutos, o decidir quedarse embobado durante un buen rato. Rato, o días, semanas, años. Vaya por delante que nosotras tenemos incrustado en alguna parte del subconsciente el gen librero y lo que queremos en realidad es subir las ventas de este artista en España. Pero pensad que si nos hacéis caso, os vais a llevar algo bueno, bonito y barato. 



Hemos llegado a una flagrante conclusión: Turkowski es la única autoayuda  -o lo más parecido- que leemos. Qué bello es ayudarse llenando de álbumes ilustrados las estanterías. Es que puestos a extraer alguna lección, o plantearse alguna cuestión metafísica, mejor que sea gracias a un ilustrador obsesionado con los animales mecanizados y los solitarios en busca del sentido único de la vida. En esta ocasión, el protagonista es un pastor irlandés agobiado por el destino incierto y la fragilidad de sus ovejas handmade. No sé si alguna vez os habréis sentido preocupados por vuestro trabajo, por estar haciéndolo bien, por estar a la altura. Imagino que si además tenéis a cargo otras vidas, la importancia de cumplir con vuestro cometido debe de ser mucho mayor. Uno se dedica en cuerpo y alma a su trabajo, a sus estudios, a sus relaciones, sus pasiones, a lo que sea, en definitiva, a sortear el día a día. ¿Pero no os parece que a veces la vida está demasiado prescrita? ¿Cada cuánto uno debe replantearse la situación y abogar por el cambio? De hecho, ¿nos planteamos el cambio por voluntad propia? Suponemos que es más fácil no salir del redil y vivir como felices ovejitas (pero sssshhhh, uno debe intentar rebelarse siempre; eso lo sabemos, ¿verdad?).

Es lo que tiene Einar, y en parte por lo que nos vuelve locas: nos deja con una profundidad e introspección insólitas. A la par que nos llena el alma de imágenes divinas para decir bien alto lo de "oi oi oi, de pura satisfacción. ¿Qué os hace felices a vosotros? Pensaréis que somos simples, pero los libros, la música, las buenas películas, las risas, las conversaciones con amigos nos hacen felices. ¿Nunca habéis sentido nostalgia de estar en casa leyendo, cómodamente tirados en el sofá? Supongo que por ahí rondáis muchos empedernidos que nos daréis la razón. Y nos entenderéis. 

Oveja de las Mil y una noches


Así que sólo queremos decirlo de nuevo (y volveremos a repetirlo): leed a Einar. Regalad a Einar cuando no sepáis qué regalar, porque seguro que arrancará más de una sonrisa. Y sobre todo, encontrad la paz. Simple, pero nada fácil. 

Buenas noches tengan ustedes (también lo hemos dicho ya).



(c) Edita el Zorro Rojo. Traduce Helena Munín. Vale 10,95€