8 ago. 2012

Jukebox de Charles Berberian

Una reseña fugaz para un día con prisas:


Ediciones La Cúpula nos presenta un cómic de alta calidad estereofónica, Jukebox, una colección de historietas cortas y humorísticas que gustará especialmente a melómanos. Charles Berberian reúne una serie de episodios, publicados originalmente en Fluide Glacial, sobre los momentos backstage más morbosos y sobre sus gustos musicales. Siempre con la intención de que soltemos la carcajada -y hay momentos pletóricos, como ese viaje a 1972 donde conoce a John Lennon. Aunque la portada sea engañosa en este aspecto, no es un cómic sobre los Beatles, es precisamente una jukebox en toda regla. Un popurrí de canciones, álbumes y artistas. No es la obra más conocida de Berberian, que goza de una grandísima popularidad entre los fans del cómic europeo, pero sí el primero que cayó en nuestras manos. Y nos ha dejado con ganas de más; Berberian tiene un humor y una cercanía con el lector que hacen que sea muy fácil disfrutar de su obra. 

Un cómic muy cuidado y colorista, que también habla sobre las modas y la estética de cada década, siempre unida a la música. Donde hay tiempo para los pies de Leonard Cohen y las hombreras de Phil Collins. Especial mención se merece el capítulo "Demasiado Hype para ti" (imposible no reír con ese repaso a bandas raras y malditas olvidadas por la historia), y la gloriosa conversación con David Bowie-Ziggy Stardust. 

Ediciones La Cúpula recomienda leer y escuchar música con moderación. Pero nosotras esperamos que hagáis lo contrario: Leed y escuchad música hasta morir. Porque si de algo hay que morir, que sea a gusto, con David Bowie de fondo, o los Stooges, o Janis Joplin (lo que más os guste; bueno, no creemos que la jota y la cumbia pueda daros paz interior, pero pueden darse casos tan extravagantes).

Hermanos... Nuestra vida es una Jukebox, aunque siempre salgamos las mismas en el aleatorio (chistes malos OFF). Pronto volveremos con los cuentos.


p.S: Ediciones La Cúpula, 2011. Traducción: Raúl Martínez. Rotulación: Iris Bernárdez. Colores (y qué colores): Robin Doo.